Seleccionar página

Cerrajeros a Domicilio
Por lo general, y en el último tiempo, se ha hecho cada vez más habitual que sobre todo en las puertas exteriores de las casas se instale este seguro en la parte interna, de manera que sirva para no permitir abrir de manera plena la puerta en el caso que la chapa general no tenga seguro, o se encuentre avería en un momento determinado.
Las razones para poner esta cadena son múltiples, pero todas van a desembocar en lo mismo: tener la mayor seguridad posible, sobre todo en los casos en los que las casas de habitación se encuentren solas por periodos más o menos largos de tiempo, razón por la cual se hace muy necesaria la instalación de esta cadena.
Aparte de poner temporizadores para apagar y prender las luces durante la noche y el día, la cadena servirá como una opción más.
Lamentablemente, o también para tu fortuna, hoy te vamos a explicar lo fácil que es poder derrotar esa seguridad, con trucos muy sencillos, pero que es necesario que los tengas en cuenta para que no seas una víctima más de la delincuencia y todas sus consecuencias.
Los materiales o herramientas que vas a necesitas, son muy fáciles de conseguir, por lo general casi siempre se tienen a la mano, por lo que no tendrás ningún tipo de problemas, estas son: Un trozo largo de cinta adhesiva, y una liga flexible, o un trozo de esta.
Este método, cabe resaltar, solo tendrá resultado luego de que hayas podido violar la cerradura o chapa de tu puerta principal, es decir, que la puerta se encuentre medio abierta.
Si este no es el caso, deberás primero realizar el proceso para poder desbloquear la chapa, de forma que solamente te quede la última barrera que es la cadena.
El procedimiento es el siguiente:
Lo primero que debes hacer, es abrir la puerta, es decir, que quede el espacio entre el marco y el lateral de la puerta, que es el habitual, y hasta donde llega si la cadena de la puerta esta puesta.
Luego de tener la puerta ya entre abierta, el próximo paso es el de enrollar en el medio de la cadena, específicamente en el tramo que va desde el marco de la puerta hasta el lateral de la puerta.
Realizar dos giros teniendo la liga entre el dedo índice y el dedo pulgar, luego de realizar esos dos giros debe quedar como una especie de circulo con doble pliegue.
Caso seguido, lo que debes hacer es cortar un trozo de cinta adhesiva dejando un pedazo que tiene pegamento suelto, y de allí debes estirar lo mas que puedas tu mano hacia la parte de adentro de la puerta donde se encuentra el seguro, y poner ese pedazo de cinta adhesiva justo sobre el seguro.
Acto seguido y como final, debes cerrar la puerta completamente, y luego abrirla con fuerza, allí el pedazo de cinta adhesiva se caerá y traerá consigo el seguro, de forma que se desbloqueara la puerta y podrás abrirla completamente sin ningún problema.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies